Conéctate con nosotros

Paz y Derechos humanos

A finales de febrero regresarían 129 familias indígenas de Bogotá a Risaralda y Chocó.

Published

on

Las autoridades trabajan en lograr que les puedan brindar todas las garantías necesarias, para el seguro regreso a sus territorios.

En medio de una reunión de entidades del Gobierno Nacional, la Unidad para las Víctimas, la Alcaldía de Bogotá y representantes de entes territoriales de Risaralda y Chocó; se ratificó el compromiso de éstas, para lograr el retorno de 129 familias de la comunidad Embera que se encuentran en el parque La Florida de la capital del país, de las cuales 17 son risaraldenses y el restante del Chocó.

En un encuentro anterior, el director de la Unidad para las Víctimas, Ramón Alberto Rodríguez Andrade, indicó que estas más de 100 familias indígenas que hacen parte de un grupo mayor que están residiendo en cambuches dentro del Parque La Florida, ya se encuentran caracterizadas y como resultado de ello, esperan que todo el proceso se pueda realizar cuánto antes.

“Revisamos los avances y por eso podemos decir que ya llevamos 129 familias completamente caracterizadas para un total de 433 personas, fruto de esto, estamos analizando junto a todas las entidades competentes, todo lo que tiene que ver con este proceso de retorno en compañía del Distrito, y lo que queremos es articular a las entidades inmiscuidas en ello, para asumir los respectivos compromisos”, señaló Rodríguez.

Según el director de la Unidad para las Víctimas, lo que quieren es lograr que todas las familias indígenas que no son de Bogotá y están residiendo en condiciones de vulnerabilidad en la capital del país, puedan retornar a sus tierras bajo los principios de voluntariedad, dignidad y seguridad.

Finalmente, Jonathan Forero Mora, coordinador del Grupo de Retornos y Reubicaciones de la Unidad para las Víctimas, manifestó que durante el fin de semana se llevó a cabo un nuevo encuentro interinstitucional, para garantizar los derechos y el bienestar de los integrantes de las comunidades Embera que podrían volver a Risaralda y Chocó.

“Logramos el compromiso de algunas entidades como el ICBF, el SENA, los Ministerios de Vivienda, de Defensa y del Interior; así como de las gobernaciones de ambos departamentos en cuestión y las alcaldías de los municipios a los que llegarían, para que firmaran el compromiso que garantiza la sostenibilidad y seguridad del proceso de retorno”, dijo.

Sobre las familias indígenas que se encuentran en el Parque Nacional de Bogotá, el director de la Unidad para las Víctimas manifestó que las autoridades quieren que también viajen a sus territorios, pero para ello deben permitirles a las autoridades, adelantar el respectivo proceso de caracterización que se ha dificultado por las condiciones que están poniendo los indígenas.

Fuente: Sistema Integrado de Información

De interes