Conéctate con nosotros

Colombia

Presidente Petro posesiona a su embajador en EEUU, Luis Gilberto Murillo Urrutia.

Published

on

Petro pide a Embajador en Washington trabajar en nueva agenda antidrogas y ambiental entre Colombia y EE.UU.

El Mandatario posesionó en la Casa de Nariño al nuevo Embajador de Colombia en Estados Unidos, Luis Gilberto Murillo, exministro de Ambiente y natural del departamento del Chocó.

Bogotá, 7 de septiembre de 2022 || El Presidente de la República, Gustavo Petro, posesionó este miércoles al nuevo Embajador de Colombia en Washington, Luis Gilberto Murillo, a quien le pidió trabajar en una nueva agenda de las relaciones bilaterales, que tiene entre sus prioridades buscar alternativas al fracaso de la política antidrogas e impedir la quema de la selva amazónica.

“No se puede ocultar la importancia de este cargo en el país que está determinando, en mayor medida, los destinos de Colombia desde hace bastantes décadas”, manifestó el Presidente Petro luego de tomar el juramento a Murillo, exministro de Ambiente y natural del departamento del Chocó, en un acto efectuado en la Casa de Nariño.

En ese sentido, indicó que el nuevo Embajador Murillo “es nuestro Embajador para intentar variar cosas que no han funcionado bien”.

Recordó que horas antes se reunió con la general Laura Richardson, Jefe del Comando Sur del Ejército de los Estados Unidos, y hablaron sobre la política antidrogas y otros temas de importancia entre las dos naciones.

“Yo creo que hay que llamarlo así sin miedos. La política que se llamó guerra contra las drogas, en tiempos de (Richard) Nixon para acá, ha fracasado y es nuestro deber ante los mismos Estados Unidos, pero también ante el mundo, no solo decirlo, sino proponer alternativas que no sean las de tener un millón de latinoamericanos más muertos, centenares de miles presos, millones de norteamericanos muertos por sobredosis, destrucción democrática y violencia y violencia y violencia por doquier”, expresó el Mandatario.

Recordó también que el martes estuvo visitando Buenaventura, donde se analizó la situación en el puerto del Litoral Pacífico, y señaló que esa violencia “es el producto parcial de la guerra contra las drogas”

“No les podemos echar la culpa toda a los gringos, porque en realidad los mayores culpables somos nosotros”, dijo, y agregó que el Litoral Pacífico y también parte del Caribe son las regiones más pobres de Colombia.

Anotó que “parte de eso tiene que variar. El cambio no es posible si no hacemos un cambio en eso, en las perspectivas. Cambiar la visión de los Estados Unidos sobre su conducta en Colombia, fracasada en mi opinión, de construir conjuntamente los terrenos de la paz y de una democracia más sólida en todo el continente”.

El Jefe de Estado explicó, también, que con la general Richardson habló de la conformación de una fuerza destinada a apagar los fuegos de la selva amazónica “que es el principal problema de seguridad de la humanidad hoy”.

Advirtió que “si se quema la selva hay punto de no retorno”.

“Punto de no retorno es no hay salvación, ya no se puede hacer nada. Punto de no retorno en la extinción de la especie humana, en la crisis climática. Y no está a 100 años, ni mil años; es que se puede llegar en 10; 12 dicen los científicos. Y uno de los desencadenadores de ese punto de no retorno es si se quema la selva amazónica. Otro es si se derrite Groenlandia y Siberia”, sostuvo.

Y eso le dije a la generala, Nuestro rival no está aquí o acullá, no son la competencia los poderes mundiales. Nuestro rival está en esas llamas que pueden quemar la selva. Y el mejor mensaje que una colaboración militar entre Estados Unidos y Colombia podría ser al mundo es, precisamente, que no se quema y que establecemos los mecanismos económicos y sociales, por un lado, y los mecanismos militares y operativos, por el otro, para impedir la quema de la selva amazónica”, puntualizó.

El Presidente Petro afirmó que “entonces, se va configurando como una nueva agenda en las relaciones entre los dos países, cuyo responsable en el trámite cotidiano y diario es nuestro embajador Luis Gilberto Murillo, ante los Estados Unidos”.

“Así que es una tarea, que no es cómo se premia al hijo de una gran familia de apellidos y abolengos, sino que es una tarea que tiene que ver con salvar la especie humana. Y yo escogí una persona afrodescendiente, porque Estados Unidos tiene buena parte de su población afrodescendiente, porque se habla el mismo lenguaje, que no tanto el lingüístico como sí el cultural, porque es la misma raíz”, concluyó.

De interes