Conéctate con nosotros

Noticias con enfoque comunitario

Riosucio en el Centro de la Protesta: Comunidades Afrodescendientes en Asamblea Permanente en Bogotá por Incumplimiento en Medidas de Vivienda.

Published

on

En un acontecimiento que pone a Riosucio en el centro de una importante lucha social, las comunidades afrodescendientes del Chocó, específicamente de los consejos comunitarios de La Larga y Tumaradó de las cuencas de los ríos Salaquí y Quiparadó, han tomado una decisión contundente.

Estas comunidades han instaurado una asamblea permanente en el Hotel Radisson de Bogotá, en respuesta a la falta de avances significativos en las negociaciones con el Ministerio de Vivienda, Ciudad y Territorio.

Esta medida se enmarca en el esfuerzo por cumplir con lo establecido en el Auto 005 de 2009 de la Honorable Corte Constitucional.

Los delegados de estas comunidades, entre ellos Wiston Maquilon Mena, Reimon Valencia Ayin y William Perea Reyes, han estado presentes en la capital desde el 9 de diciembre. Su objetivo ha sido dialogar y alcanzar acuerdos con el gobierno nacional.

Sin embargo, según indican en un comunicado, las propuestas del Ministerio no han estado a la altura de las necesidades reales de estas comunidades, históricamente afectadas por el conflicto, y no se alinean con las directrices de la orden judicial.

La asamblea permanente, que se mantiene como una forma de protesta pacífica, busca presionar para la presencia del Ministro de Vivienda, Ciudad y Territorio, o su viceministro.

Este acto es un llamado a la acción por parte de las autoridades y resalta la importancia de garantizar los derechos y el bienestar de las comunidades afrodescendientes en Colombia.

La situación actual en el Hotel Madisson no solo subraya la urgencia de atender las demandas de estas comunidades en términos de vivienda y territorio, sino que también pone de manifiesto la responsabilidad del Estado en asegurar el cumplimiento de las órdenes judiciales y en proteger los derechos de las minorías étnicas.

El caso de Riosucio se convierte así en un símbolo de la lucha por la justicia social y el reconocimiento de los derechos de las comunidades afrodescendientes en Colombia.

De interes