Conéctate con nosotros

Educación

La importancia del buen manejo presupuestal.

Published

on

Por: Rufino Córdoba M.

A raíz de la situación presupuestal que se ha presentado en la secretaria de educación departamental, en el sentido de que presuntamente asumieron una mayor cantidad compromisos presupuestales sin tener la disponibilidad de caja autorizada por el Ministerio de Educación, situación que se presentó con la educación indígena; la cuestión es sencilla, el Ministerio de educación ha sido claro en determinar que a la administración departamental solo se les autorizó para estimar el presupuesto de la educación indígena para el 2023, incrementar en un 10.9% el presupuesto de los recursos del sistema general de participaciones que se habían presentado en el 2022 y resulta que lo incrementaron en un 40%, cómo es obvio, al comprometer el presupuesto en ese valor, muchos contratos quedarían sin respaldo de caja o respaldo de recursos, más claro no hay con que pagar esas obligaciones.

 La administración departamental a través de la secretaria de educación sostiene que el reconocimiento de los recursos del SGP por parte del Ministerio de Educación son en dos sentidos, uno es a través del formato FUC (Formato Único de Contratación) cuyo plazo para enviar la información era el 31 de marzo 2023, el otro ítem del reconocimiento de los recursos, es la matrícula caracterizada y el plazo para enviar la información era el 30 de abril, lo que se conoce como la información del SIMAT. En los dos casos se cumplieron los tiempos. El problema se presentó con los contratos de otrosí, que se dieron por un mayor valor de la matrícula por el cambio de la tipología y qué fué reportada en el SIMAT, que es la base para asignar los recursos del SGP, si bien es cierto estos recursos de los otrosí no fueron reportados en la fecha del 31 de Marzo, también es cierto que con la información del SIMAT, el ministerio debió de determinar el mayor valor de los contratos, ya que no era sino multiplicar el valor de la tipología x el número de estudiantes atendidos, además la secretaria de educación departamental el día 31 de mayo de 2023, reportó al Ministerio de Educación el valor de los contratos de otrosí; en fin el gobierno(Ministerio) se escuda en decir que como no le informaron el valor de los contratos de otrosí en su tiempo ( 31 de marzo de 2023) no asignó los recursos en el presupuesto del Ministerio de Educación.

El Ministerio de Educación se pronunció argumentando que no es posible adicionar ese faltante porque no fué presupuestado dentro de los recursos del sistema general de participaciones para el departamento; la ley general del presupuesto decreto ley 111 de 1996, se rige por unos principios presupuestales y dentro de esos está el de la planeación, el cual permite tomar decisiones en función de los ingresos y los gastos, también está el principio de la anualidad, en razón del cuál la estimación de los ingresos y la autorización de los gastos debe efectuarse en un periódico de un año, no se pueden asumir gastos que no estén en la vigencia fiscal, la cual termina el 31 de diciembre de cada año, hay otro principio que es de la coherencia macroeconómica, el cuál determina que el presupuesto debe ser compatible con las metas macroeconómicas fijadas por el gobierno, en coordinación con el Banco de la república, no se puede presupuestar por encima de las metas del gobierno. Estos tres principios presupuestales según lo que dice el Ministerio de Educación fueron desconocidos por la administración departamental. Si los hechos se presentan como los dice el Ministerio probablemente vendrán algunos requerimientos de los organismos de control (procuraduría, contraloría y fiscalía) para determinar porque se adicionaron recursos que presuntamente no tenían un acto administrativo emanado del gobierno nacional.

Ahora bien cómo ya hay un hecho cumplido y es que los recursos que hay en caja no alcanzan para pagar las acreencias que se asumieron, es necesario realizar una adición presupuestal por ése faltante, la pregunta es y de dónde van a salir los recursos si el ministerio de educación dice que no hay más recursos para transferir a la secretaria de educación departamental? con otro agravante y es que tampoco hay recursos propios para cubrir ese déficit, no olvidar que la deuda del departamento hoy está cercana a los 100 mil millones de pesos, siendo las más representativas la deuda pública con el ministerio de hacienda por $ 44 mil millones, los procesos de jurisdicción coactiva con FONPRECON, por $43 mil millones, la deuda con el FONPET, aproximadamente por $4.350 millones, entiendo que ya se hizo un acuerdo de pago con el Ministerio de Hacienda, a la fecha de hoy se le adeudan algunas mesadas a los pensionados del departamento etc. El faltante que hoy se tiene para cubrir la educación indígena está alrededor de 30 mil millones de pesos, la única salida es recurrir a las recursos del FONPET por concepto de excedentes de educación, que ascienden a la suma de 24 mil millones de pesos para la vigencia del 2023, con corte a 31 de diciembre de 2022, recursos que ya el vice Ministro de Educación de preescolar básica y media, Oscar Sánchez, anunció que el Ministerio de Hacienda los va a desembolsar en esta semana y que con ellos la administración departamental podrá apalancar los contratos de otrosí para la educación indígena del departamento.

Pienso que el gobierno nacional debió buscar una salida diferente para cumplir ese compromiso con las comunidades indígenas de nuestro departamento, ya que si bien es cierto se pudo haber cometido un error en el envío de la información de los contratos de otrosí, la responsabilidad de la educación en los departamentos certificados, es de la nación y lo hace con recursos del sistema general de participación SGP, el gobierno nacional debió haber realizado un traslado presupuestal dentro de su presupuesto y apropiar esos recursos para el departamento, situación  que era posible producto de sus mayores recaudos, que para el período de enero a septiembre de 2023, según la DIAN han representado  un 27% más de lo presupuestado para esta vigencia fiscal, por ejemplo el impuesto de renta creció en un  49%, cómo consecuencia de las reformas tributarias de 2021 y 2022, la prueba es que en la vigencia del 2022, de enero a septiembre el recaudo según la entidad fué de 196 billones y para esta vigencia de 2023, en el mismo periodo los recaudos fueron de 224 billones, de una vigencia a otra el mismo periodo los recaudos crecieron en 28 billones. ¿Qué va a pasar ahora?  que recursos del departamento del Chocó cómo son los desahorros del FONPET por concepto de educación, que pudieron haberse utilizados en la construcción y/o mejoramiento de la infraestructura educativa, en dotación de equipos y material didáctico, en capacitación de docentes etc, le toca al departamento utilizarlos en el pago de la educación indígena. Ojalá para el presupuesto del próximo año que ya se aprobó este 31 de octubre de 2023, tanto el gobierno nacional como el departamental, hayan elaborado un presupuesto ajustado a la realidad de los ingresos y gastos del departamento.

De interes