Conéctate con nosotros

En Contexto

Se cumple un mes del último desbordamiento del Río Baudó y sus afluentes y el gobierno nacional a través de la (UNGRD) no da respuesta con atención humanitaria.

Published

on

Cerca de 10 mil personas resultaron damnificadas por emergencia invernal, en los municipios del Alto y Medio Baudó.

El pasado 11 de marzo de la presente anualidad, se presentó evento, creciente súbito del Río Baudó y sus afluentes, deslizamientos de tierra en la vía Pie de Pepé – Puerto Meluk. Se cumple un mes de esta emergencia y aun el gobierno nacional a través de la Unidad Nacional para la Gestión del Riesgo de Desastres (UNGRD), no da respuesta a las comunidades afectadas correspondiente a los municipios del Alto y Medio Baudó, con la entrega de ayudas humanitarias.    

La Administración municipal que dirige el Alcalde Ángel Victorio Zúñiga Ibargüen, en medio de todas las dificultades presupuestales que atraviesa, pudo conseguir algunos mercados, pero no fueron suficientes, teniendo en cuenta que la población afectada, superó mas de (4.000) familias.   

Es de recordar que, el pasado domingo 17 de marzo se realizó en la ciudad de Quibdó, un comité extraordinario departamental ampliado de Gestión del Riesgo, con presencia del director de la (UNGRD) – Carlos Carrillo y demás funcionarios del alto gobierno, se aprobó la ampliación de la declaratoria de emergencia y la actualización del Plan de Acción Específico para la intervención de la #UNGRD en el territorio.

Para agilizar el proceso la Alcaldía del Medio Baudó, conformó un equipo interdisciplinario para trabajar en el cargue de información, tarea que fue hecha en tiempo records y hasta el momento no ha pasado nada.

El desbordamiento del Rio Baudó y sus afluentes, dejo como consecuencia la perdida de la vida de dos menores de edad, pertenecientes a la comunidad Indígena de Antadó. Además, cerca de 10 mil familias damnificadas y afectaciones de varias viviendas, cultivos, animales, electrodomésticos, enseres y otros bienes.

De igual forma fueron afectadas Instituciones Educativas, centros de atención a la niñez y adultos mayores.

Desde este medio de comunicación (EB) nos unimos al llamado de las familias afectadas que hoy reclaman atención humanitaria por parte del gobierno nacional, departamental y municipal.  

De interes