Conéctate con nosotros

Nuestra Gente

La Academia de Historia del Chocó brinda homenaje a Yenny Cárdena Mepaquito, la penélope del Chocó.

Published

on

Ver las manos de la mujer Cafam del Chocó y segunda mujer Cafam de Colombia, es estar ante una paradoja; la de una mujer que con unas manos pequeñas ha construido un relato de resiliencia capaz de conmover a los mismísimos jurados del Premio Nobel de la Paz de ser necesario, pues, esta mujer nos hace evocar a Penelope que en la isla de Ítaca tejía el vestido anhelando al intrépido Odiseo.

La licenciada en Ciencias Naturales Yenny Cárdenas Mepaquito nació en medio de una isla de incomprensión, violencia y abandono, no obstante, con sus manos teje la esperanza de una comunidad que se resiste a desaparecer, ella encarna la perseverancia de una comunidad cuyo vestigio histórico no se puede rastrear en el tiempo, el pueblo Woaunan estaba aquí desde la explosión del Big Bang o desde que Ewadam hizo el universo. 

Son 750 estudiantes a los que esta ananse de paz con su coraje les enseña el arte del tejido mientras anuda en cada puntada la cosmogonía de un pueblo. Mujeres tejedoras en Woaunan (Uuphidag Tholau Wiquierden), es una organización que creó en 2002, y las cuales utilizan el werregue, el chocolatillo, chaquiras o mostacillas y madera para tejer su cosmovisión, 85 mujeres han logrado la magia de que el mundo sepa que en un punto del Chocó existe una isla de resiliencia que produce para el universo los tejidos más encantadores que mente y ojos humanos puedan ver e imaginar.

La Academia de Historia del Chocó, realizó un desayuno para homenajear a esta benhuna o sabedora, pero, los homenajeados y sorprendidos fueron los miembros de la Academia al contemplar parte de su magia al entonar con un tambor que trajo de su comunidad una plegaria en donde le pidió a Ewadam por la paz, el progreso, el desarrollo del Chocó y la atención a su comunidad.

Nunca unas manos tan diminutas habían tejido tanto; en cada hebra se teje una esperanza para el Litoral de San Juan, un anhelo de paz para el Chocó y se denuncia el abandono del pueblo Wounaan.

En este correo electrónico podemos comunicarnos y apoyar a las Mujeres Tejedoras; [email protected]

Escrito para la Academia de Historia del Chocó

Por: Hedrix Gutiérrez Ibargüen, Secretario técnico.

De interes